Si quieres saber a qué se debe la subida del precio del kWh, tienes que comprender el funcionamiento del mercado energético y conocer los factores que determinan este exorbitante monto.

 

Subida del precio del kWh en el mercado energético 

Para comprender porque el precio del kWh ha subido mucho en las últimas  fechas hay que aprender el funcionamiento del mercado energético. Principalmente, debes saber que aun cuando el Estado regule el transporte y el mantenimiento de redes, el mercado de electricidad es de libre generación y comercialización. Si quieres saber cuál es la mejor tarifa para ti, haz clic en este enlace: https://www.companias-de-luz.com/endesa/precio-kwh/

Entonces, ¿cómo está estructurado el sistema para generar la factura de luz? Aquí te lo explicamos:

  • Una vez que la energía sale de sus generadores es vendida al mercado mayorista.
  • Seguidamente, la Red Eléctrica de España se encarga de transportar dicha energía.
  • De este modo, la energía llega hasta las compañías distribuidoras, quienes más tarde, se dedican a llevar la energía hasta cada hogar y/o negocio.

Cabe destacar que son las comercializadoras las que se encargan de facturar la energía que se consume. Estas compañías están divididas de acuerdo al mercado del que proceden, sea regulado o libre. En el mercado libre, el precio del kWh está establecido por la misma empresa, mientras que en el mercado regulado se ofrece el PVPC.

Pero, ¿a qué se debe la gran subida del precio del kWh? 

El precio de la luz es fijado de acuerdo a una subasta diaria en donde las generadoras de energía colocan su oferta para cada hora, mientras tanto, las comercializadoras emiten la demanda horaria de los usuarios.

Luego, la OMIE se encarga de recoger la oferta y la demanda para ordenar el precio de menos a más hasta que se aborda toda la demanda. Ese último precio que cubre la demanda es determinante para el precio del kWh del próximo día.

4 factores influyentes en las subidas del precio de la electricidad

La gran subida en el precio de la luz es una preocupación de muchos consumidores que aún no saben a qué se debe. A continuación, describimos los 4 factores más influyentes:

– Demanda del consumidor 

Como mencionamos antes, el precio depende en gran medida de la oferta y demanda. Por ende, cuando hay fuertes cambios en las temperaturas, la demanda de electricidad aumenta. Para confrontar esta situación, las distribuidoras tienen que producir más energía, lo que también incrementa su costo de producción.

– Costos de materia prima

Nos referimos específicamente al aumento del precio del gas natural, siendo este el combustible fósil más usado para producir la electricidad. Mientras más aumenta el precio del gas también aumentará el precio del kWh.

– Costos de emisión de sustancias toxicas 

En este caso, es el costo que tienen las empresas generadoras de gas y carbón por contaminar el ambiente. Mientras más pagan, las compañías generadoras deben enfrentar más gastos para generar la energía, repercutiendo también en el precio que debe pagar el usuario.

– Energía renovable 

Al incrementarse la oferta de energía renovable (la más económica) el precio del kWh debe bajar. Pero, las empresas generadoras de electricidad a partir de energía renovable tienen menos demanda, por lo que su influencia al momento de fijar el precio no es significativa.

 

¿Qué medidas puede tomar el usuario para enfrentar la subida del precio de la luz? 

Antes que nada, lo ideal es revisar cada factura y compararlas entre sí. De este modo, podrás comprobar que las comercializadoras de ejercicio libre no reflejan esta subida de precio. En contraste, los usuarios del mercado regulado pueden hacer uso de la luz en las horas valle, justo cuando el precio del kWh es menor.

También puedes ajustar la potencia que tienes contratada de acuerdo a la necesidad o buscar otra comercializadora con tarifas más convenientes.