¿Qué es la energía fotovoltaica?

La energía fotovoltaica es una energía renovable que consiste en un módulo fotovoltaico compuesto por muchas células que absorben la radiación del sol, es decir absorben la luz, por ello es tan abundantes este tipo de energía, porque si es de día hay luz.

 

¿Qué pasa si el cielo está nublado?

Cuándo vamos a la playa en un día en el que está encapotado el cielo y no se atisba ni un rayo de sol que nos haga preocuparnos por untarnos la crema protectora, después de unas horas nos damos cuenta de que nos hemos quemado y entonces nos preguntamos cómo es posible. La respuesta es que la falta de luz solar no elimina la radiación solar, por lo tanto, nos quemamos. Lo mismo ocurre con los paneles fotovoltaicos, también conocido popularmente como “placas solares”, estos paneles absorben la radiación solar lo cual se consigue  hasta en los días en los que parece que el sol ha decidido no aparecer, que los módulos sigan generando electricidad.

Por eso no debe sorprendernos cuando nos enteramos que en países del norte como Alemania, Francia o Reino Unido producen gran parte de la energía consumida se hace a través de este sistema.

Por lo tanto, las placas solares SÍ generan energía hasta en los días nublados.

 

¿El “Impuesto al sol”?

Otro miedo que surge a la hora de decidirnos por una instalación de este tipo es la ley. El llamado “Impuesto al sol”, recogido en la ley 15/2012, de 27  diciembre, creo un fuerte rechazo de la sociedad a este tipo de energías por el coste económico que conllevaba. Dicha ley, fue derogada gracias al Real Decreto 15/2018, de 5  de octubre, por la que se  liberaliza la generación de energía. De esta manera, ya se puede proceder a la implantación de energías renovables de forma masiva por hogares y empresas, además de permitir el desarrollo económico del país (340.000 empleos esperan crear con estas tecnologías) a unos niveles anteriores a los del año 2006.

Además de la legislación española actual, los objetivos 20-20-20, a los que se comprometieron los Estados miembros de la Unión Europea,  que consisten en reducir las emisiones de gases efecto invernadero un 20 %, el  uso de las energías renovables un 20 % y reducir el consumo de energía mejorando la eficiencia un 20 %,  se ha configurado el Fondo Europeo de Eficiencia Energética.  Esto le ha supuesto a España un presupuesto actualmente de más 300 millones de euros para subvenciones en mejoras de eficiencia energética en las que se incluyen las energías renovables.

 

¿Los costes de estas instalaciones?

Las instalaciones de este tipo no son baratas, los sistemas de autoconsumo para una vivienda suelen rondar los 6000 €, pero ¿por qué se recomienda instalarlos?, ¿qué es lo de la amortización? Una de las principales ventajas de estas instalaciones es que a pesar del coste son aparatos que tiene una vida útil de 25 años y que apenas tienen mantenimiento, por lo tanto, cuando nos paramos a pensar en el precio de la instalación dividido para 25 años, y por otro lado, sumamos el gasto de agua caliente, calefacción y luz eléctrica de un año, observamos como en cuestión de entre  3 y 5 años  con lo que te ahorras del sistema tradicional de luz ya has pagado la inversión en energía fotovoltaica.

Además del ahorro económico, es muy importante pensar en el ahorro de contaminación ya que este sistema genera energía limpia conseguida 100% de la naturaleza, por lo que reduce la huella de carbono y no genera residuos.

En resumen, son instalaciones caras pero en un periodo corto de tiempo con energías convencionales el coste económico sería mayor, por lo que son muy rentables. Además este sistema es una energía que no contamina.